¿CÓMO Y DÓNDE DENUNCIAR?

denuncia-1¿DÓNDE SE DENUNCIA UN INCIDENTE DE LGBTFOBIA?

La denuncia puede ser realizada por la propia víctima o por cualquier otra persona que haya sido testigo o tenga conocimiento de un incidente por LGBTfobia acudiendo a cualquier Comisaría de la Policía Nacional (www.policia.es), Cuartel de la Guardia Civil(www.guardiacivil.es) o directamente al Juzgado de Guardia.

Si eres víctima de un incidente por LGBTfobia con agresión o amenazas que requieren una intervención urgente de la policía, llama lo antes posible al Teléfono de Emergencias y Seguridad 112 para poder tener ayuda policial lo antes posible.

En Aplicación del Protocolo de Actuación de Fuerzas de Seguridad ante los Delitos de Odio, la policía deberá recopilar todos los indicadores de odio para poder respaldar la correspondiente denuncia. La investigación la realizarán preferentemente grupos especializados dedicados a la investigación de delitos de odio. La denuncia será tomada en las Oficinas de Denuncia o bien directamente en estos grupos especializados.

El parte de denuncia con los indicadores de odio recopilados se enviarán al Juez de Instrucción correspondiente, con copia a la Fiscalía Especializada en Igualdad de Trato (Delitos de Odio) provincial. Además deberá recoger la denuncia en sus estadísticas indicando la tipología de odio correspondiente.

También puedes acudir a cualquier organización LGBT (como COLEGAS) donde te podrán asesorar e incluso acompañar en la presentación de la correspondiente denuncia. A través de la web del Observatorio puedes hacer una denuncia vía online donde puedes dejar tus datos si quieres que te pongamos en contacto con la policía, o hacer una denuncia anónima lo que nos ayudará a registrar estadísticamente todos los incidentes.

 

¿CÓMO SE PONE LA DENUNCIA?

denuncia-2

Es muy importante hacer constar expresamente en la denuncia la motivación del incidente (LGBTfobia), así como los gritos, insultos y comentarios literales donde se demuestre la motivación de odio. De esta manera se aportarán a las diligencias policiales.

Procura dar el máximo de detalles posibles de los agresores (aspecto físico, altura, edad aproximada, forma de vestir, color y corte de cabello, …

Es importante conseguir testigos del incidente que puedan acompañarte en la denuncia y declarar su testimonio, y en todo caso recoger los contactos de esos testigos para que la Policía pueda complementar la denuncia.

La Policía deberá actuar y hablar con respeto, cuidando el lenguaje y los gestos, para evitar una segunda victimización del denunciante, al sentirse degradado o vulnerable ante los agentes de policía.

Si ha habido algún tipo de AGRESIÓN FÍSICA (aunque parezca que no se aprecien lesiones), es MUY IMPORTANTE ir a URGENCIAS de algún Hospital o Centro de Salud y que el facultativo médico de guardia extienda un “INFORME MÉDICO DE AGRESIONES”, que recoja las posibles lesiones o secuelas físicas existentes. Aunque estos informes se envía directamente a los Juzgados de Guardia, es conveniente pedir copia. Se puede hacer previamente a la denuncia y adjuntarla, o bien acudir posteriormente e incorporar luego a la denuncia.

También si la agresión o amenazas han sido verbales se puede pedir un “INFORME MÉDICO DE ASISTENCIA” en lasConsultas de Psiquiatría, si han dejado secuelas psicológicas.

Posteriormente se puede acudir a otros especialistas médicos como dentistas, psicólogos, oculistas, traumatólogos… para poder incorporar a la denuncia y así poder solicitar DAÑOS Y PERJUICIOS a los agresores.